Tips para organizar y decorar tu espacio de trabajo

Tips para organizar y decorar tu espacio de trabajo

Volver a trabajar tras las vacaciones siempre es más fácil si se vuelve a un espacio de trabajo agradable y bien decorado.

Pinterest nos bombardea con oficinas, mesas y despachos idílicos que tú también puedes conseguir con un poco de pericia y gracias a nuestros consejos.

Porque pasamos tantas horas sentados en nuestra mesa de trabajo que si somos capaces de organizarlo y decorarlo con elementos que nos agraden, nos sentiremos mejor con nosotros mismos, con nuestro entorno y todo ello repercutirá en nuestro bienestar y productividad.

Es cierto que hay estudios que hablan de que existe un vínculo entre desorden y creatividad. Las personas creativas sí suelen ser desordenadas, pero esto no significa que todas las personas desordenadas sean creativas.

Encontrar el equilibrio y crear un espacio a la medida de tus necesidades es la clave.

¿Cómo organizar y decorar tu espacio de trabajo?

  1. Analiza el espacio del que dispones

Si trabajas en casa, lo que es cada vez más común, lo primero que tendrás que hacer es decidir dónde vas a colocar la que será tu oficina. Ten en cuenta la iluminación natural de la habitación o rincón, el ruido, el calor o todo lo que vas a necesitar tener cerca en tu día a día (impresora, ordenador, tableros, pizarras…) antes de tomar una decisión.

  1.  Visualiza cómo vas a distribuir ese espacio

Antes de lanzarte a comprar mesas, sillas o flexos, lo ideal es medir el espacio y hacer un croquis de cómo lo vas a distribuir.

Por ejemplo, si tu lugar de trabajo cuenta con ventanas, lo ideal es colocar cerca tu mesa, para recibir luz natural, pero no podemos perder de vista la orientación de la ventana para evitar los reflejos del sol sobre la pantalla del ordenador o que la luz nos dé directamente en la cara, molestándonos al trabajar.

Puedes dibujar de manera sencilla dónde iría cada elemento para, al menos, tener una idea aproximada de cuál será el resultado.

  1. Define un estilo

Minimalista, vintage, nórdico… tu espacio de trabajo debe tener una identidad definida y acorde con tu estilo y personalidad, de lo contrario, te sentirás ajeno e incómodo en tu propio lugar de trabajo.

  1. Apuesta por los básicos

Lo mejor es apostar por muebles sencillos pero funcionales. Es cierto que las mesas de diseño son preciosas, pero muchas veces no cuentan con cajones o espacios de almacenamiento que probablemente vayas a necesitar.

También hay sillas que son espectaculares pero en las que no puedes pasar más de 5 minutos sentado sin que te duela la espalda.

Con esto no estamos diciendo que renuncies a la estética, todo lo contrario, hay muy buenas opciones entre las que elegir, pero sí que tienes que buscar el equilibrio entre diseño, calidad y funcionalidad.

  1. Marca la diferencia con la decoración

Decora con elementos que te traigan buenos recuerdos. Postales, cuadros, libros relacionados con tu trabajo, tableros inspiracionales, plantas…  Objetos que cuenten una historia y de los que disfrutes al mirarlos.

También puedes jugar con los colores, como hablamos en este post. O apostar por el papel de pared.

Los elementos decorativos son los que marcan la diferencia y personalizan de verdad un espacio. Además, al ser elementos no demasiado grandes puedes irlos cambiando cuando te canses para dar un nuevo aire a tu espacio de trabajo, lo que te dará la sensación de estar en un lugar renovado y lleno de oportunidades.

Esta opción no requiere de demasiada inversión y los cambios son notables.

Antes de terminar nos gustaría hablar de un tema que no es estrictamente de decoración pero que ayuda a crear un buen ambiente de trabajo y es la aromaterapia.

Está demostrado que los olores estimulan la actividad mental y la creatividad, siendo los aromas cítricos los que ayudan a la memoria y el buen ánimo mientras que la menta da la energía y el jazmín mejora el cansancio.  

Estos son algunos de los tips que hoy queremos compartir desde Kaleidoscope, porque creemos que cada día más las oficinas, tanto las que se encuentran dentro de una casa como las que están fuera, se deben transformar en espacios acogedores y confortables, tanto como lo es nuestro hogar para cada uno de nosotros.

Septiembre es el mes de la vuelta al cole y pensamos que aún estás a tiempo de darle una nueva imagen a tu lugar de trabajo para que así la vuelta a la rutina sea más llevadera.

Ahora es tu turno, ¿cómo es tu lugar de trabajo?

Nota: La imagen de este post ha sido obtenida a través de Pinterest y corresponde al escritorio de trabajo del físico Albert Einstein.