Deducción por rehabilitación de vivienda: cómo funciona

Si estás pensando en hacer una reforma integral en tu hogar, es el momento perfecto para ello si quieres aplicar la deducción por rehabilitación de vivienda habitual que ha puesto en marcha el gobierno.

El pasado mes de junio entró en vigor La Ley 10/2022, de 14 de junio, de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto de este conocido como ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’.

Esta medida, es fruto de la tramitación como proyecto de Ley del Real Decreto-Ley 19/2021, de 5 de octubre, que habilita deducciones fiscales y vías para facilitar el acceso a la financiación, entre otras cosas. En él se recogen los tres motivos que justifican la urgente y necesaria adopción de las medidas.

“El grave deterioro del parque edificatorio en general y de la vivienda en particular, la necesidad de que nuestro país responda ágilmente a los retos en materia de rehabilitación y la oportunidad de destinar a corto plazo un importante volumen de recursos de los fondos europeos”, asegura el ejecutivo.

Sabido esto, parece claro que es un gran momento para pasar de soñar con la reforma integral de tu casa, a hacerlo realidad.

Así pues, se contemplan ciertos incentivos fiscales, como una importante mejora del tratamiento de las ayudas a la rehabilitación, ya que no se integrarán en la base imponible del IRPF cuando hayan sido concedidas a través de distintos programas de ayuda. Entre estos se incluyen los programas del referido Real Decreto 853/2021, de 5 de octubre, con lo que se elimina cualquier tipo de impacto fiscal para el perceptor de las ayudas.

Estas deducciones en IRPF a las que pueden optar los contribuyentes que lleven a cabo obras de rehabilitación en su vivienda se dividen en tres tipos.

  • Hasta un 20% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual

Se podrá conseguir un 20% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual por actuaciones que reduzcan un 7% la demanda de calefacción y refrigeración. Su periodo de aplicación es desde la entrada en vigor del RDL el 6 de octubre de 2021 hasta 31 de diciembre de 2022, debiendo tratarse de la vivienda habitual del contribuyente, o que esté destinada o vaya a destinarse al alquiler como vivienda habitual.

Podrán acogerse las personas físicas que realicen actuaciones de rehabilitación y mejora en las que se obtenga una reducción de al menos un 7% en la demanda de calefacción y refrigeración, según certificado de eficiencia energética de la vivienda. El porcentaje de deducción es de un 20% de las cantidades satisfechas por las obras realizadas en el periodo de aplicación, hasta un máximo de 5.000 euros por vivienda.
(base máxima de deducción).

  • Hasta un 40% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual

Se podrá conseguir un 40% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual por las actuaciones que reduzcan un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o mejoren la calificación energética alcanzando las letras «A» o «B» en vivienda habitual. Su periodo de aplicación es desde la entrada en vigor del RDL el 6 de octubre de 2021 hasta 31 de diciembre de 2022, debiendo tratarse de la vivienda habitual del contribuyente, o que esté destinada o vaya a destinarse al alquiler como vivienda habitual.

Podrán acogerse las personas físicas que realicen actuaciones de rehabilitación o mejora en las que se reduzca al menos un 30% del consumo de energía primaria no renovable, acreditable a través del certificado de eficiencia energética de la vivienda, o mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación. El porcentaje de deducción es de un 40% de las cantidades satisfechas por las obras realizadas en el periodo de aplicación, hasta un máximo de 7.500 euros por vivienda. (base máxima de deducción).

  • Hasta un 60% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual

Se podrá conseguir un 60% de deducción por rehabilitación en vivienda habitual por las actuaciones que reduzcan un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o mejoren la calificación alcanzando las letras «A» o «B» en edificios residenciales. Su periodo de aplicación es desde la entrada en vigor del RDL el 6 de octubre de 2021 hasta 31 de diciembre de 2023, debiendo tratarse de actuaciones de mejora que afecten al conjunto del edificio.

Podrán acogerse las personas físicas en cuyo edificio se hayan realizado obras de mejora o rehabilitación en las que se obtenga una reducción de al menos un 30% del consumo de energía primaria no renovable, acreditable a través del certificado de eficiencia energética del edificio, o mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación. El porcentaje de deducción es de un 60% de las cantidades satisfechas por las obras realizadas en el periodo de aplicación, hasta un máximo de 15.000 euros por vivienda, (base máxima de deducción).

 

Normas comunes a los distintos tipos de deducción por rehabilitación

Según informa la Agencia Tributaria en su web, hay ciertas normas comunes a los distintos tipos de deducción por rehabilitación que tenemos que tener en cuenta.

La primera es que las anteriores deducciones son incompatibles entre sí respecto de la misma obra.

Las cantidades deben ser satisfechas, mediante tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuentas en entidades de crédito, a las personas o entidades que realicen tales obras. Así también, como a las personas o entidades que expidan los citados certificados, debiendo descontar aquellas cuantías que, en su caso, hubieran sido subvencionadas a través de un programa de ayudas públicas o fueran a serlo en virtud de resolución definitiva de la concesión de tales ayudas.

En ningún caso, darán derecho a practicar deducción las cantidades satisfechas mediante entregas de dinero de curso legal.

Las cantidades satisfechas han de ser necesarias para la ejecución de las obras, incluyendo los honorarios profesionales, costes de redacción de proyectos técnicos, dirección de obras, coste de ejecución de obras o instalaciones, inversión en equipos y materiales y otros gastos necesarios para su desarrollo, así como la emisión de los correspondientes certificados de eficiencia energética.

No dan derecho a deducción las cantidades satisfechas por los costes relativos a la instalación o sustitución de equipos que utilicen combustibles de origen fósil.

La deducción por rehabilitación de vivienda habitual da derecho a las obras que hayan reducido el consumo de energía primaria no renovable, en un 30 por ciento como mínimo, o bien, la mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación.

Certificado de eficiencia energética para deducción habitual de la vivienda

Para conseguir esta deducción es necesario que estos extremos queden acreditados mediante el certificado de eficiencia energética de la vivienda expedido por el técnico competente después de la realización de las obras, respecto del expedido antes del inicio, con un máximo de dos años, de las mismas.

Los certificados de eficiencia energética tendrán que ser expedidos y registrados acorde a lo dispuesto en el Real Decreto 390/2021, de 1 de junio, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios. A fin de acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos para la práctica de estas deducciones serán válidos los certificados expedidos antes del inicio de la reforma integral siempre que no haya transcurrido un plazo de dos años entre la fecha de su expedición y el inicio de la misma.

Así que ya sabes, todas las reformas integrales realizadas entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023 pueden optar a esta provechosa deducción por rehabilitación en vivienda habitual.

Aprovecha el momento y deja que Kaleidoscope te guíe de la mano en este proceso tan bonito como es el de conseguir la casa de tus sueños. ¡No esperes más!