Guía completa para comprar tu vivienda en España con aval ICO

Comprar una casa es uno de esos momentos clave en la vida que todos esperamos con ilusión y, a veces, con un poco de nerviosismo. Pero antes de dejarnos llevar por el sueño de despertar cada mañana en nuestro propio hogar, hay que poner los pies sobre la tierra y planificar bien. No es ningún secreto que para hacer realidad este sueño, es necesario contar con un buen colchón de ahorros (o conocer soluciones de financiación como un aval ICO).

Entendiendo la compra de vivienda en España

Vamos al grano. Imagina que has encontrado ese piso perfecto en Valencia, con vistas al Turia o quizás en Ruzafa, el barrio de moda. Hablamos de un piso que ronda los 200.000 €. Para hacerte con las llaves, primero necesitas tener un 30% del total: el 20% para la entrada y un 10% adicional para cubrir todos esos gastos extra que siempre surgen, como impuestos y trámites. En números, estamos hablando de unos 40.000 € para la entrada y unos 20.000 € para los gastos. Sí, el camino hacia la compra de una vivienda en España empieza por tener ahorrado más o menos unos buenos 60.000 €.

Pero, ¿qué pasa si aún no tienes todo ese dinero debajo del colchón? Aquí es donde entra en juego el aval ICO, una mano amiga del gobierno para facilitar este gran paso.

¿Qué es el aval ICO?

Hablemos de ese salvavidas financiero conocido como el aval ICO. No, no es un regalo del gobierno, ni mucho menos un préstamo directo que puedas gastar para celebrar la compra de tu piso. El aval ICO es más bien un «empujoncito» para que el banco te mire con mejores ojos al darte el préstamo hipotecario. En resumen, el gobierno avala hasta el 20% de la entrada de tu casa, lo que significa que tú solo necesitas preocuparte por el 10% restante para los gastos. Eso sí, ten en cuenta que esto no reduce el precio del piso; simplemente facilita que consigas el préstamo para comprarlo. Así que, en lugar de correr detrás de esos 60.000 €, podrías empezar tu camino hacia la propiedad con unos 20.000 €.

Ojo, aquí, como en casi todo, también hay letra pequeña. Tener un aval ICO se traduce en que tendrás dos préstamos: uno por el aval y otro por la hipoteca. Haz números o pregúntanos si tienes dudas.

 

Requisitos y condiciones para acceder al aval ICO

Ahora que ya sabes lo que es el aval ICO, seguro te preguntas: «¿Y yo puedo optar a esto?». Bueno, hay unas cuantas casillas que necesitas marcar antes de ilusionarte. Primero, si tienes menos de 35 años o tienes peques correteando por casa, vas por buen camino. Además, tus ingresos no deben superar los 37.800 € anuales; si piensas comprar con tu pareja, pues entonces el doble de esa cifra. También es crucial que sea tu primera vivienda y, por supuesto, que planees echar raíces en España.

Pero, ¡espera! Antes de salir corriendo a tu banco más cercano en Valencia, debes saber que no todos los bancos trabajan con avales ICO. Solo unas entidades seleccionadas colaboran en este programa, así que asegúrate de consultar la lista oficial para evitar sorpresas. Una vez encuentres un banco colaborador y si cumples con todos los requisitos, podrás iniciar el proceso para que tu sueño de tener un hogar en Valencia comience a tomar forma.

Consideraciones importantes antes de solicitar un aval ICO

Antes de lanzarte a la piscina del aval ICO, es vital que conozcas bien todos los detalles. Primero, recuerda que este aval no es dinero que te regalan; es un préstamo, y como tal, tienes que devolverlo. Esto significa que al final tendrás dos préstamos: el de la hipoteca y el del aval. Y sí, esto se traduce en que tu cuota mensual será más abultada que si hubieras pagado la entrada de tu bolsillo.

Además, aunque el gobierno ponga su firma al lado de la tuya, no pienses que esto te libra de responsabilidades. Si en algún momento te encuentras en un aprieto y no puedes pagar, el peso de la deuda caerá sobre tus hombros, no sobre los del gobierno. Por último, ten en cuenta que al contar con el aval ICO, los bancos pueden ponerte bajo el microscopio con más detenimiento, siendo posiblemente más exigentes con sus condiciones. Así que, antes de tomar cualquier decisión, asegúrate de tener todos estos puntos claros y considera si estás preparado para manejar este nivel de compromiso financiero.

Cómo las reformas integrales añaden valor a tu nueva vivienda

Ahora, imaginemos que ya has conseguido tu nuevo hogar en Valencia con o sin la ayuda del aval ICO. Es el momento perfecto para pensar en cómo convertir esa vivienda en un verdadero hogar. Aquí es donde entran en juego las reformas integrales. Realizar mejoras en tu propiedad no solo te permite personalizar cada rincón a tu gusto, sino que también puede aumentar significativamente el valor de tu vivienda.

Ya sea actualizando la cocina, transformando el baño o simplemente dando un nuevo aire a los espacios con una mano de pintura, las reformas pueden convertir tu casa en el hogar de tus sueños. Además, si en el futuro decides vender, estas mejoras pueden ser un gran punto a favor para atraer a potenciales compradores. En Valencia, conocida por su mezcla única de historia y modernidad, una vivienda reformada puede destacar especialmente en el mercado. Y lo mejor de todo, contar con profesionales en reformas integrales puede hacer que este proceso sea mucho más sencillo y satisfactorio, garantizando resultados de calidad que disfrutarás durante años.

 

En Kaleidoscope, cada proyecto es una nueva obra de arte. Con nuestro equipo de expertos en reformas integrales, te aseguramos un asesoramiento a medida y un resultado final que superará tus expectativas. Para saber más sobre nuestros servicios o para obtener una cotización gratuita, estamos aquí para ayudarte. Descubre lo fácil que es comenzar con nuestra herramienta de presupuesto sin compromiso. Haz clic a continuación y transforma tu espacio con nosotros:

Calcula tú presupuesto gratis