Claves para mantener el calor en casa

Ejemplo de Suelo Radiante instalado en una vivienda

Ya entrados en diciembre, las bajas temperaturas se apoderan también de nuestra vivienda si no la tenemos acondicionada para la estación más gélida del año. Te dejamos unos consejos para reformar la vivienda de forma que se adapte, no solo a tus necesidades, si no también a las condiciones ambientales de tu zona.

Realizando una reforma integral con materiales de calidad, aislantes su capacidad envolvente, una vivienda sostenible es capaz de ahorrar hasta un 90% en energía. Podemos decir que no se concibe una vivienda en el futuro que no vaya a tener esto en cuenta, y aunque otros países nos llevan ventaja, en España se está empezando a tomar conciencia de los beneficios tanto sociales como económicos de construir casas con materiales aislantes.

Bien es cierto que hay más de 28.000 inmuebles en todo el planeta que disponen del certificado de vivienda pasiva pero no son del todo viviendas (edificios de oficinas, colegios…) aunque cada vez son más las personas que plantean que su casa sea ecológica.

En España, la primera vivienda pasiva fue construida en Granada en 2010, y hoy en día hay más de 120 proyectos certificados con el objetivo final de tener una calidad de vida mayor y contribuir a la disminución del impacto medioambiental.

Gracias a los materiales con los que se construyen, las zonas comunes de las casas sostenibles pueden mantener durante la mayor parte del año una temperatura constante de 25°C. Es decir, disponemos de una vivienda con temperatura controlada, sin tener que utilizar calefacción externa. Esto resulta en un consumo total de energía menor a 120kWh al año.

Otros consejos específicos para

Ventanas

Debemos verificar todos los lugares que se encuentren en contacto con el exterior, puesto que son posibles orígenes de entradas de aire. Ejercen de contacto con el exterior y son el elemento clave a la hora de aislar correctamente una casa. Tenemos que tener en cuenta que casi un 40 % del calor se escapa por pequeñas rendijas en ventanas y en los cerramientos de las puertas, así como por las grietas y huecos surgidos por el paso del tiempo o por una carpintería de calidad dudosa. En primer lugar, tenemos que detectar los puntos donde exista una pérdida del aislamiento térmico y proceder a obstaculizar el paso del aire al interior de la vivienda

Es importante que las ventanas se ajusten bien a los huecos para poder olvidarnos de las filtraciones de aire que podemos encontrar en el invierno. Elegir buenos materiales aislantes pueden ahorrar hasta en un 90% el consumo eléctrico.

Comprueba el aislamiento de tu vivienda 

Las paredes y techos de nuestro hogar pueden generar pérdidas de calor. Si realizamos mejoras y aislamos de manera correcta nuestras paredes, conseguiremos aumentar el confort de nuestra vivienda, ya que no sólo realizaremos un aislamiento térmico, sino que obtendremos un extra en aislamiento acústico.

Aprovecha la luz solar

La luz del sol es la fuente de calor más antigua que tenemos y que la podemos disfrutar sin ningún coste. Aparta las cortinas y toldos durante el día aprovechando al máximo la entrada del sol en la vivienda, por lo otro lado también puedes invertir en instalar placas solares y aprovecharla y convertirla en electricidad, este fuente de energía es renovable, inagotable y no contaminante, reduciendo el coste de las facturas.

Una vez que el día haya terminado, te recomendamos bajar persianas y cubrir las ventanas con las cortinas, así podremos aprovechar mejor el calor que hemos obtenido durante el día.

Aprovecha la decoración

Entrando en particularidades de diseño, una opción para mantener el pavimento a buen recaudo y tus pies es la colocación de alfombras que aporten calidez. De hecho, la primera finalidad de este objeto, antes de ser un elemento decorativo, fue siempre la de aislar el suelo de corrientes y filtrados de temperatura. Aprovecha los materiales como la lana, el terciopelo o la piel artificial, ya que son más cálidos y ayudarán a mantener la calidez en el hogar.

 

 

Con la llegada de persianas y estores venecianos, las cortinas pasaron a mejor vida en muchos hogares en España, perdiendo de vista un aislamiento natural. En un formato más grueso capaz de generar pliegues que retengan la luz solar, las cortinas permiten aislar ventanas y mantener en calor en casa por mucho más tiempo. Actúan como un muro que impide que se escape el calor por las rendijas que se forman en torno a los marcos de las ventanas.

 

 

¿Buscas renovar tu vivienda con las funcionalidades térmicas y calidades adecuadas? En Kaleidoscope, te ayudamos desde el planteamiento creativo hasta la consecución de la obra para que la reforma integral de tu vivienda se acometa en tiempo y calidades fijados. Planifica tu reforma y empieza el viaje de redescubrir tu hogar.